Tu piel es nuestra especialidad

Dirección:

Av. del Gran Capitán, 14 6º-2. Córdoba

Botox.

La toxina botulínica, el popular Botox®, junto a la luz pulsada intensa, es el tratamiento estético que más satisfacción da a los pacientes según las recientes encuestas en este tema en EEUU. Es producto exclusivamente médico con grandes controles de la Administración Sanitaria que, inyectada en la piel con aguja muy fina, consigue el debilitamiento temporal de los músculos superficiales de la cara, con lo que desaparecen las arrugas dinámicas (producidas por la contracción muscular) y se mejoran las arrugas estáticas. Este tratamiento proporciona una aspecto descansado, natural y relajado de nuestro rostro.

¿Qué es el Botox?

Es un tratamiento muy útil en el rejuvenecimiento facial de cualquier edad, al atenuar las arrugas de la frente y del entrecejo –que nos hacen parecer enfadados-, así como las “patas de gallo” dando una mirada más alegre y juvenil. Habitualmente no se precisa usar ni siquiera crema anestésica, y sus efectos se notan a los 2 días, alcanzando su máximo efecto a los 15 días. La duración aproximada del efecto es de 4 a 6 meses. Con repetidas inyecciones se consigue aumentar la duración del efecto retrasando el envejecimiento cutáneo. Es una técnica segura y está comprobado que el 70% de las mujeres que comienzan a utilizarlo, repiten periódicamente el tratamiento. Los efectos secundarios principales son la aparición puntual de hematomas y la asimetría de alguna zona. La primera se resuelve en unos 10 días y la segunda se corrige con un pequeño retoque en la zona deseada.

¿Es adecuado el Botox para mi?

Existe la errónea idea de que el botox® es sólo para personas mayores y que bloquea la musculatura dejando caras inexpresivas. La realidad es que el tipo de paciente que más se beneficia de este tratamiento es aquel hombre o mujer de entre 35-55 años que por su forma de expresarse mueve mucho la musculatura facial. El botox® en su justa medida y en puntos muy específicos propios de cada persona consigue una mirada más alegre y atenúa las arrugas de la frente y el entrecejo sin perder expresión. Muchas veces se confunde el botox® con el relleno de arrugas con ácido hialurónico. Como norma general el botox® se realiza solo en el tercio superior de la cara (frente, entrecejo y patas de gallo) y el tercio medio e inferior de la cara (labios, surcos de la boca y nariz y mejillas) se reserva el ácido hialurónico y sus variantes. El mal llamado botox® labial, solo se realiza en el labio superior, justo pegado a la nariz, en aquellas personas que presenta sonrisa gingival, es decir, aquellas que enseñan la encía al sonreír. El botox® capilar no ha demostrado eficacia en el crecimiento del cabello ni la aplicación tópica del botox® ha demostrado eficacia en las arrugas. Es muy importante recalcar que se trata de un producto sanitario cuyo uso es únicamente legal en clínicas médicas que posean licencia para usarlo.

Este sitio utiliza cookies para mejorar los servicios que se ofrecen. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Leer Más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar