Tu piel es nuestra especialidad

Dirección:

Av. del Gran Capitán, 14 6º-2. Córdoba

ALOPECIA, Nuestra trayectoria como Dermatólogos.

Hay muchos tipos de alopecia y cada una presenta un tratamiento específico. La tricología es una parte de la dermatología que se centra estudio de las enfermedades del pelo. Es un tema que nos apasiona y reflejo de ello son nuestras publicaciones al respecto junto a equipos de dermatología de primer nivel español y mundial de Madrid, Barcelona, Sevilla y Granada. Acudimos y participamos en los congresos punteros en este tema para incluir las últimas novedades de tratamientos científicamente probados en las enfermedades capilares.

¿Qué es la alopecia?

1) Alopecia androgénica o androgenética

La alopecia androgénica es el nombre con el que se conoce a un tipo de calvicie y consiste en la disminución en cantidad y grosor del cabello hasta llegar al punto en que puede desaparecer, ya sea de forma temporal o permanente. Esta condición está determinada por las hormonas masculinas y por la herencia o factores genéticos. Suele comenzar en ambos sexos a los 20-30 años de edad, estableciéndose a los 40 años.

Eficacia contra la alopecia

El Minoxidil aplicado de forma tópica, ha demostrado ser eficaz (en aproximadamente el 40% de los casos) en frenar el avance de la alopecia androgenética y en la mejora de otros tipos de alopecia.

Minotest ® es un test colorimétrico que detecta la presencia de la enzima sulfotransferasa en el bulbo del cabello  y predice la respuesta del cabello al minoxidil. El minotest® se trata de una prueba rápida, sencilla e indolora disponible en la Clínica Fernández-Crehuet.

Varias publicaciones científicas determinan que, si el test es negativo, se tiene un 96% de posibilidades de NO responder a un tratamiento con Minoxidil tópico. Si el test es positivo, se tiene un 72% de posibilidades de responder al Minoxidil tópico.

Aunque el Minoxidil es una de las opciones terapéuticas más populares, existen, otros tratamientos con mayor o menor tasas de respuesta para el tratamiento de la Alopecia Androgenética ( European Guideline for the treatment of Androgenetic Alopecia: www.euroderm.org) como son el finasteride y dutasteride y otros tratamientos complementarios.

Alopecia androgénica masculina:

La más frecuente, afectando a más del 60% de los varones. Suele ser una condición hereditaria y comenzar a cualquier edad. La pérdida de cabello suele comenzar al frente, a los lados o en la coronilla. Algunos hombres tienen una calvicie localizada o un retroceso de la línea de crecimiento del cabello, mientras que otros pueden perder la totalidad del pelo. Existen 7 grados de alopecia androgénica según la escala Norwood (1 el más leve y 7 el más avanzado). No todos los pacientes con alopecia androgénica llegarán al grado más avanzado de calvicie, aunque si no se instaura tratamiento lo habitual es que el curso de la alopecia androgénica sea lentamente progresivo, especialmente durante la juventud. El diagnóstico suele ser fácil mediante una exploración adecuada y con el uso del tricoscopio (aparato que disponemos los dermatólogos para ver con luz polarizada el cuero cabelludo). En las revisiones en la consulta se valora el grado de eficacia del tratamiento para plantear cambios o complementarlo. No suelen ser necesarias las analíticas ni el tricograma (arrancar pelos de una cierta zona y ver en qué fase de crecimiento están) excepto casos muy concretos. El tratamiento precoz adecuado en las fases iniciales consigue frenar y detener la caída de cabello o incluso en algunos casos aumentar la cantidad de pelo, pero no existe un tratamiento curativo. Esto significa que si la carga genética es muy fuerte debemos tener claro que el objetivo es conseguir ralentizar o frenar el avance la alopecia. Hay que pensar que los tratamientos son a largo plazo e individualizados para cada paciente según su grado y edad. Hoy dia disponemos del minoxidil, finasteride, dutasteride, microinfiltraciones y otros tratamientos complementarios con los que se obtienen buenos resultados.

 

Alopecia androgénica femenina:

Es una de las causas más frecuentes de alopecia en la mujer y el patrón es diferente a la del varón. Se caracteriza por la disminución de la densidad de cabello en la parte alta del cuero cabelludo, de forma difusa. Rara vez provoca la pérdida total del cabello, pero su impacto psicológico es mucho mayor. Hay una forma precoz en la mujer fértil y otra después de la menopausia. La alopecia androgénica femenina puede estar asociada con enfermedades concomitantes, como déficits vitamínicos y de hierro, anorexia nerviosa o regímenes hipocalóricos, trastornos hormonales (como el síndrome de los ovarios poliquísticos, síndrome HAIRAN, hiperplasia suprarrenal congénita, tumores suprarrenales u ováricos), etc. Para su estudio es fundamental descartar todas estas causas. Existen 3 grados de alopecia androgénica femenina según la escala de Ludwig y Olsen (1 el más leve y 3 el más avanzado) ó 5 grados en la escala de Ebling para la alopecia androgénica femenina con patrón masculino. No todas las pacientes con alopecia androgénica llegarán al grado más avanzado de calvicie, aunque si no se instaura tratamiento lo habitual es que el curso de la alopecia androgénica sea lentamente progresivo, especialmente durante la juventud.

2) Alopecia areata:

La alopecia areata es una forma de alopecia no cicatricial de origen autoinmune. Suele aparecer en dos momentos de la vida: la infancia y los adultos jóvenes, aunque puede iniciarse en cualquier momento, tanto en mujeres como en hombres. Su causa es desconocida pero clásicamente se ha relacionado con diversos trastornos autoinmunes como las alteraciones tiroideas y el estrés. Tiene una clara influencia genética y su presentación típica son áreas de alopecia en forma de moneda que aparecen de un día para otro. Pueden afectar a diferentes áreas de pelo como la barba o las cejas y hay grados según su extensión. El tratamiento será específico para cada tipo de paciente.

3) Alopecia Frontal Fibrosante:

Es la alopecia que más está creciendo en los últimos años y la cicatricial más frecuente. Suele afectar al pelo de la zona de la diadema (zona fronto-temporal) y al pelo de las cejas. Es típico que puedan aparecer “granitos” en la cara y es frecuente asimismo que se marquen las venas de la frente. La alopecia frontal fibrosante progresa lentamente durante unos años con épocas de estabilización. Muchas veces pasa desapercibida y es confundida con otros tipos de alopecia.

4) Efluvios:

Pueden ser agudos o crónicos según la duración y anagénicos o telogénicos según la fase del ciclo del pelo. Deben ser estudiados en profundidad para descartar causas subyacentes como déficit de hierro, zinc o vitamina B12.

Este sitio utiliza cookies para mejorar los servicios que se ofrecen. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Leer Más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar