Tu piel es nuestra especialidad

Dirección:

Av. del Gran Capitán, 14 6º-2. Córdoba

La psoriasis es un trastorno cutáneo común y crónico que afecta a personas de todas las edades. Hay diferentes tipos de psoriasis. La más común se caracteriza por placas rojas de diferentes tamaños, cubiertos con escamas secas, blanco-plateados.

La psoriasis afecta con gran frecuencia al cuero cabelludo, los codos, las rodillas y zona lumbosacra (espalda baja), normalmente ocurre en ambos lados del cuerpo en la misma área (simetría). Las uñas también están frecuentemente afectadas pudiendo presentar depresiones o estar gruesas y quebradizas.

Varios factores diferentes pueden causar recurrencias. Entre ellos cuentan:

  • El estrés emocional.

  • Lesiones en piel como cortes, quemadura severa de sol…

  • Ciertos medicamentos.

  • Varias infecciones: infección estreptocócica de la garganta, infecciones de los dientes, de la vejiga o de los riñones.

  • El clima frío, ambiente caliente y húmedo.

  • El tomar bebidas alcohólicas de una manera excesiva.

La causa exacta de la psoriasis es desconocida, pero los investigadores creen que es un trastorno hereditario.

La psoriasis es una enfermedad impredecible; a veces desaparece completamente y no vuelve nunca, pero con mayor frecuencia, la gente la padece por largo tiempo. Es difícil saber cuándo y con qué frecuencia ocurrirá una “erupción”, ni cual será su severidad.

Estudios recientes han puesto de manifiesto que los pacientes con psoriasis tienes un riesgo cardiovascular aumentado y mayor comorbilidad (posibilidad de padecer otras enfermedades).

COSAS ÚTILES QUE DEBEMOS SABER.

  • Use una crema o loción humectante. Especialmente durante los meses de invierno, cuando su piel posiblemente esté seca. Esto le ayudará o controlar el prurito (picor).

  • Use un humidificador de ambiente.

  • Resuelva las situaciones de estrés.

  • Trate de no lesionarse la piel. Aunque la exposición moderada a la luz solar puede ser beneficiosa para su psoriasis, evite lo exposición prolongada a los baños de sol. Si tiene psoriasis en las manos, no use jabones fuertes ni detergentes. Además evite usar calzado o ropas ajustadas.

  • No se rasque las lesiones. Si su psoriasis “pica”, trate de no rascar las lesiones ya que ello las empeorará.

Se dispone de numerosos tratamientos para controlar la psoriasis, cuya selección depende de la severidad y extensión de su erupción. Para asegurarse de recibir el beneficio máximo del tratamiento, siga las instrucciones de su dermatólogo al pie de la letra.

Este sitio utiliza cookies para mejorar los servicios que se ofrecen. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Leer Más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar